5 Consejos para perder la grasa del vientre

Desde la década de los 80, aproximadamente, el grueso de la población mundial ha mostrado una mayor preocupación por cuidar su salud.

Esto ha redundando en un mayor deseo de perder peso y mantenerse en forma dentro de unos parámetros saludables sin caer en sobre entrenamiento ni excesos pero, hay algo que siempre nos ha obsesionado y es la grasa que se encuentra alrededor de nuestro vientre y cómo podemos perderla para lucir más esbeltos.

A continuación le daremos algunos consejos para lograr ese objetivo.

Reduzca o elimine la ingesta de azúcar

El azúcar ha sido llamado recientemente “la nueva droga” (1) porque mientras más comemos, más necesidad siente nuestro organismo de consumir alimentos dulces lo cual, en efecto, no es beneficioso ni para la salud ni para la figura. Ya muchos nutricionistas vienen advirtiendo desde hace algún tiempo que el azúcar tiene efectos altamente dañinos en nuestro organismo.

Para avalar esta recomendación, la Organización Mundial de la Salud en su más reciente estudio (2) aconseja la reducción del azúcar en adultos y niños a menos del 10% de las calorías totales que se ingieren a diario.

Este análisis también destaca que los adultos que ingieren menores cantidades de azúcar tienen menores posibilidades de ver incrementarse su peso corporal además de que, los niños con una menor ingesta de azúcares tienen menores probabilidades de sufrir de obesidad infantil y/o a lo largo de sus vidas.

Adicionalmente es importante destacar que, la ingesta indiscriminada de azúcar hace que ésta se acumule como grasa en el área del abdomen, externamente y alrededor de órganos como el hígado, por ejemplo, internamente por ello, lo ideal es reducir su consumo al máximo o eliminarla en lo posible de la dieta diaria.

Realice ayunos intermitentes

Aunque desde 2014, éste se ha considerado uno de los métodos más recientes de alimentación, mucha gente desconoce este plan para la pérdida de peso y de grasa localizada en el vientre.

Este régimen centra su principal beneficio en reducir la ingesta de alimentos a lapsos de 8 horas, es decir, sólo se deben consumir alimentos durante 8 de las 24 horas del día y no durante 10 o 12 como casi todos estamos habituados, todo ello con la finalidad de promover la pérdida de grasa localizada y la ganancia de masa muscular (3).

Pero, este consumo alimenticio se limitará a la ingesta de una o dos comidas al día y entre ellas sólo se ingerirán líquidos de muy pocas calorías como té, café o infusiones.

Entre los beneficios que los ayunos intermitentes aportan al organismo se encuentran: contribuye al descenso de los niveles de azúcar e insulina en la sangre que se traduce en una mejor respuesta a los niveles de insulina; ayuda a eliminar la grasa corporal manteniendo la musculatura; ayuda a bajar los niveles de la presión arterial y la protección contra enfermedades neurodegenerativas (4).

Incremente el consumo de proteínas

Todo aquél que ha estado en algún tipo de régimen controlado por un nutricionista, como ha sido mi caso, sabrá que este punto es clave en la eliminación de la grasa abdominal y, del resto del cuerpo en general.

Los músculos, mayormente, están formados de las proteínas que consumimos, por ello, los nutricionistas recomiendan, en conjunto con una rutina de ejercicios en la que los músculos sean trabajados a través del uso de pesas, un incremento en el consumo de proteínas.

Se ha demostrado que una dieta rica en alimentos de este grupo le ayudará no sólo a perder peso sino también a no ganarlo nuevamente al igual que, a eliminar los antojos propios de una dieta repleta de azúcares o carbohidratos.

De acuerdo a un estudio realizado en Dinamarca, con el fin de determinar la efectividad del incremento de la cantidad de proteínas en una dieta para la pérdida de grasa, se estableció que el consumo de los alimentos que conforman este grupo debería ser de entre un 25% y un 30% de la ingesta calórica diaria.

Es necesario recordar que las principales fuentes de proteínas son los pescados, mariscos, carnes, pollos huevos y lácteos que debe incorporar a su dieta si quiere ver su vientre disminuir sus medidas.

Reduzca la ingesta de carbohidratos

Mucho se ha hablado de los efectos de una dieta alta en carbohidratos en el cuerpo destacándose como uno de los principales la ganancia de peso. Hay que entender que al momento de la metabolización de estas substancias, el organismo suele convertirlas en azúcares y, por ende, en grasa.

Una dieta baja en carbohidratos simples o complejos ayudará a la pérdida de peso y grasa. Según numerosos estudios, una dieta baja en carbohidratos hace que se elimine grasa tres veces más rápidamente en comparación con un régimen bajo en grasas (5).

Otro de los beneficios de la reducción en el consumo de carbohidratos es que su cuerpo eliminará más fácilmente los líquidos, lo que se traduce en una pérdida de peso casi instantánea.

Cuando hablamos de una reducción en la ingesta de carbohidratos, nos referimos a los de tipo simple que son los que están presentes en los alimentos procesados como el pan, los dulces y la pasta, por mencionar los más comunes, y que son los que estimulan de manera más notoria el incremento en la ganancia de peso(6).

El efecto de la eliminación de los carbohidratos de la dieta será similar al del azúcar: mientras menos consuma, menores deseos tendrá de ellos y su organismo trabajará a un ritmo más acelerado al procesar los nutrientes y vitaminas provenientes de los demás grupos alimenticios.

Realice rutinas de Entrenamiento de Intervalos de Alta Intensidad 3 o 4 veces por semana

Las rutinas de Entrenamiento de Alta Intensidad o HIIT (High Intensity Interval Training) son las más apropiadas cuando quiere perder grasa abdominal y bajar de peso.

Estos entrenamientos consisten en intercalar ejercicios cardiovasculares intensos durante corto tiempo con entrenamientos también cortos pero de actividad moderada, por ejemplo correr y trotar (7).

Está comprobado que la práctica de HIIT durante varias semanas ayuda al cuerpo a quemar grasas gracias a que acelera el metabolismo, efecto éste que se mantiene aun luego de haber terminado la rutina, en algunos casos hasta una hora después.

Un consejo para lograr que el HIIT sea más efectivo sería practicarlo en combinación con rutinas de pesas que le ayudarán a incrementar su masa muscular y, con ello, a eliminar grasa más rápida y eficientemente (8).

Adoptar estos cinco hábitos al mismo tiempo o de manera paulatina, le garantizará una pérdida de peso constante duradera al igual que una mejor salud y, de seguro, una mejor calidad de vida.

REFERENCIAS

(1) Azúcar, la nueva droga: razones para dejar de consumirla. Alejandra Bethermyt. Informe21.com
(2) Consumo de azúcar: nuevas directrices de la OMS. Estudio de la Organización Mundial de la Salud.
(3) Todo sobre el ayuno intermitente. Victor Falcón. Yuufit.com
(4) Ayuno intermitente: beneficios de salud y para bajar de peso. Alan Santana. Saludcasera.com
(5) Reducir los carbohidratos supera a reducir la grasa para perder peso y para la salud del corazón. Estudio de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Tulane, New Orleans. Dr. Tian HU
(6) ¿Es saludable la dieta baja en carbohidratos? Carbohidratos.net
(7) Entrenamiento HIIT, ¿qué es? Consejosfitnesss.com
(8) HIIT (Entrenos de alta intensidad): quema grasas y mejora tu resistencia. Runners.es